Cómo entutorar pepinos

5 sencillos pasos para no fracasar en el intento

Para quienes no sólo le dan importancia a alimentarse bien sino que además invierten sus esfuerzos en producir parte de aquello que van a consumir esperando frutos de calidad deben conocer los requerimientos de cada cultivo de su huerto pues éste garantiza una siembra cuya cosecha será productiva y saludable, permitiendo al consumidor de estos frutos un producto de origen orgánico, libre de pesticidas o fertilizantes dañinos. Existen gran variedad de hortalizas, frutos y legumbres de fácil cultivo siempre que se tomen en cuenta algunos factores externos determinantes como los climáticos o estacionales, los relacionados al tipo de suelo, las posibles plagas y la adecuada disposición y adaptación del espacio físico que se dispondrá para la siembra. Una vez tomadas las previsiones para cada cultivo, crecimiento y el cuidado que cada cual necesita obtener una cosecha de alta calidad es prácticamente un hecho. Dentro de estas opciones de fácil cultivo se encuentra el pepino. Aca te hablaremos no solo de su cuidado, sino de cómo entutorar pepinos.

Entutorar pepinos
Se recomienda verificar cuales son los requerimientos de los cultivos para evitar el uso de pesticidas o fertilizantes que pongan en riesgo la salud del cultivo.

Los pepinos son una fuente natural de nutrientes beneficiosos para la salud además de las bien conocidas propiedades hidratantes y blanqueadoras para la piel ya que más del 90% de su  composición es agua, igualmente aporta importantes cantidades de vitaminas y minerales siendo muy bajo en grasas y azúcares, lo que lo convierte en la opción favorita para quienes desean mantener una dieta nutritiva, ligera y refrescante, llena de cuidado. Sin duda una atractiva opción para cultivo en nuestro regadío.  Originario de la India se caracteriza por sus propiedades diuréticas y revitalizantes para el cuidado de la piel y, dentro de sus múltiples usos, también resulta benéfico para tratar afecciones gástricas, siendo capaz de aliviar y regular la dispepsia (acidez estomacal). Esta hortaliza suele cosecharse en el verano siendo ideal para refrescar esos días de altas temperaturas ya sea en ensaladas, encurtidos o jugos. Es importante recordar que aunque su delgada piel puede consumirse  es aconsejable lavarla bien antes de hacerlo. 

Ahora bien, ya que sabemos un poco más sobre los aportes de este maravilloso fruto es importante conocer cómo cultivarlo y mantener sana y con optimo crecimiento tu planta de pepinos. Una de las técnicas más aconsejables para obtener buenos resultados es la del entutorado,la cual permite guiar la planta en su crecimiento; sin embargo, hay algunas consideraciones previas que se deben tomar en cuenta antes de enfocarnos en este punto, he aquí algunos datos útiles:

Cultivo de pepino
La técnica mas usada para cultivar plantas de pepino es la técnica del entutorado ya que garantiza un crecimiento optimo de su cultivo.

1.- El primer paso  para sembrar es hacernos de algunas semillas, para ello podemos tomar un pepino y con un corte longitudinal obtenemos dos mitades alargadas lo cual nos facilitará la extracción de las semillas. Podemos utilizar para esta sencilla operación una cuchara o cualquier  utensilio que nos permita tomarlas del centro del mismo. Luego procedemos a lavarlas y finalmente secarlas al sol  por dos o tres días.

2.-  Nuestro siguiente paso será elegir un terreno adecuado donde plantar las semillas. A esta planta le favorece la tierra muy abonada y nutrida por lo que es siempre aconsejable, sea en un terreno o maceta, tener buena composta para sembrarla. La profundidad no es problema ya que sus raíces son superficiales, se recomienda sembrar a 1 cm de profundidad dejando entre semillas 1cm de distancia. 

3.- Para que nuestra planta crezca y se mantenga saludable es importante que esté expuesta al sol, siendo necesario mantenerla húmeda y con un adecuado mecanismo de drenaje que le permita deshacerse del exceso de agua, recomendándose colocar grava o pequeñas piedrecillas para facilitar este proceso evitando el estancamiento del líquido en sus raíces pues esto podría afectarlas gravemente.

4.-  La planta de pepino es una enredadera, por lo que resulta importante mantenerla aislada de muebles y objetos en los cuales pueda fijarse ya que, para guiarla en su crecimiento, la técnica adecuada es el entutorado que permite maximizar los resultados y facilita el mantenimiento y cuidado de ésta.

Campo de plantas de pepino
Antes de plantar las semillas para cultivar plantas de pepino se debe verificar que el tierra sea fértil.

Una vez tomados en cuenta todos los aspectos relacionados con la siembra y primeros cuidados será cuestión de días para que comencemos a ver las primeras impresiones de lo que será nuestra planta. Una vez ésta haya alcanzado una altura considerable es necesario proceder con el entutorado. Pero ¿en qué consiste esta técnica? Entutorar consiste en tutelar u orientar a una planta, generalmente trepadora, en su proceso de crecimiento utilizando un sustentáculo para formar una disposición que le permita a aquélla sostener sus flores o frutos, siendo además una de las formas más eficaces de ahorrar espacio y mantener un orden en nuestro sembradío. Si bien esta  práctica puede facilitar el crecimiento de algunas plantas hay que tener en cuenta ciertos aspectos vitales para hacerlo de la forma correcta, aquí nuestros consejos para el entutorar nuestra planta de pepinos con éxito:

Malla tutora en planta de pepino
Se recomienda entutorar la planta ya que se orienta a la planta trepadora para ayudarla a crecer y produzca frutos de manera más eficaz.

 Instrumentos para entutorar pepinos: 

Mallas metálicas o Trellsing: es la más idónea para el entutorado del pepino pues  funge como un emparedado natural de forma fluida que evita daños a la planta. Para hacer uso de este tipo de tutor es aconsejable que la planta tenga una altura de entre 20 a 30 cm.

Varillas o estacas (preferiblemente de madera o bambú): estas estacas deben ser enterradas a una profundidad considerable para que puedan sostener el peso de la planta y sus frutos a medida de que vaya creciendo, la distancia aconsejable entre cada una debe ser aproximadamente de metro y medio.

Campo de cultivo de plantas de pepino
La malla trellsing es buena opción ya que es de alta calidad y evita que que la planta sufra daño.

Procedimiento: 

Pasar la malla por cada uno de los tutores en forma de zig-zag  creando una suerte de pared sobre la cual irá trepando la planta en la medida de que vaya desarrollándose. Se va bajando la malla con sumo cuidado para evitar maltratar nuestro cultivo, en  caso que nuestra ésta se ruede podemos atar algunos nudos entre las celdas para fijarla mejor. 

Una vez emplazada nuestra rejilla procedemos a pasar, delicadamente, las ramificaciones de nuestra planta entre sus celdas para que luego por sí sola vaya trepando a través de la misma.

Malla espaldera instalada en cultivo
Se recomienda colocar la malla con cuidado para evitar dañar la planta.

Luego de este sencillo procedimiento y otros cuidados sólo tenemos que esperar un lapso de tiempo que ronda los dos meses para disfrutar de la cosecha de nuestra propia planta de pepinos. Con estos útiles y prácticos consejos podrás disfrutar de un producto natural y de calidad en tu huerto y en tu plato. Anímate e intenta con la horticultura en casa, obtendrás los mejores resultados en el cultivo y cosecha de tus hortalizas con la certeza de un producto final de calidad logrado con mecanismos más amables con el planeta. 

Malla tutora colocada en campo de cultivo
Si todo se hace correctamente el tiempo de espera para cosechar los frutos es dos meses.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *